Comparte en tus redes:

jueves, 8 de septiembre de 2016

Consejos para mantener un aura saludable






Como muchos sabemos, el aura es una parte esencial de nuestro ser, siendo esta la encargada de ayudarnos a interactuar con el entorno magnético y parte del mundo espiritual.
aura humana
Auras sanas
Sin embargo, cabe añadir que nuestras auras pueden llegar a sufrir desgastes, ya sea por situaciones externas a nosotros o internas. Esto lleva a que nuestra aura, por decirlo de alguna manera, “enferme”, teniendo como consecuencia que nuestros cuerpos físicos también enferman, se pierde el balance en nuestros chakras y nuestra interacción con el entorno espiritual puede verse gravemente afectada.
Mediante el siguiente artículo queremos informarte sobre lo siguiente:
  1. ¿Qué le sucede al aura cuando enferma?
  2. ¿Qué situaciones internas o externas pueden enfermar el aura?
  3. ¿Cómo detectar si nuestras auras están enfermas?
  4. ¿Cómo limpiar correctamente nuestras auras?
  5. ¿Cómo podemos evitar que nuestras auras se contaminen?
A continuación, en el orden de ideas mencionado anteriormente, les traemos la información, esperando como siempre que sea de gran ayuda espiritual para ustedes.

¿Qué le sucede al aura cuando enferma?

  1. El aura se “mancha” energéticamente: Cuando las auras enferman tienden a aparecer ciertas manchas de color oscuro sobre ciertas zonas de esta, lo cual deviene en fuertes dolores y/o malestares según sea la localización de la misma. Estas manchas se originan debido a una absorción de energías de bajas frecuencias, como también pueden darse por el contacto con seres del bajo astral, por retener una emoción que se desea expresar (como retener las ganas de llorar, retener el deseo de pedir disculpas o de perdonar por simple orgullo, entre otras situaciones similares.) o por arranques de ira.
  2. aura enferma
    Manchas en el aura
  3. El aura se abre: Esto representa un grave peligro, ya que nuestras auras son el filtro que procesan las energías externas a nosotros, y si este filtro está debilitado o se abre, podemos quedar expuestos a ataques psíquicos o a seres del bajo astral. Bien decía Jesucristo: “En verdad, en verdad os digo: el que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que sube por otra parte, ése es ladrón y salteador.Nuestras auras tienen entradas especiales, siendo las principales los extremos inferiores y superiores, y una puerta que se abre a la altura del corazón. Lo que entra por estos sitios es aquello que previamente ha sido filtrado, procesado y visto como bueno y edificador. Cualquier entidad que busque entrar por algún otro lado, créeme que no quiere nada bueno. Por lo general, solo buscarán robar tu energía espiritual.
Seres del bajo astral adheridos al aura

¿Qué situaciones internas o externas pueden enfermar el aura?

  1. Situaciones externas: Discusiones, estrés laboral, falta de descanso, estar presente en momentos de rituales malignos y situaciones similares pueden llegar, con el tiempo, a enfermar nuestras auras.
  2. Situaciones internas: Estados emocionales sensibles que se prolongan por mucho tiempo, como la tristeza, la depresión, los rencores, los deseos de venganza, la angustia, el orgullo, la amargura, entre otros similares.

¿Cómo detectar si nuestras auras están enfermas?


  1. Fuertes dolores en ciertas zonas del cuerpo: Por lo general éstos dolores se presentan en los hombros, la cabeza, la cadera y la espalda, aunque también pueden presentarse en otros lugares del cuerpo.
  2. Apatía: Debido a que nuestras auras se ven afectadas en su funcionamiento, las fuertes energías que por lo general teníamos tienen a desaparecer y mantenerse un estado apático, ya que nuestros cuerpos físicos sufren los malestares presentes en nuestros cuerpos áuricos.
  3. Confusiones: Debido a las variaciones en el flujo de la energía del aura, es normal que nuestros cuerpos y mentes se vean confundidos, no somos capaces de tomar buenas decisiones y terminamos cometiendo siempre los mismos errores.
  4. Hábitos extraños: Cuando nuestras auras se enferman solemos empezar una serie de hábitos extraños, como comer excesiva azúcar, descuidos en la higiene personal, apatía emocional (entiéndase como el hecho de ser indolente, nada o casi nada nos lleva a manifestar emociones positivas), entre otros síntomas similares.
  5. Vicios repentinos: Sin previo aviso podemos llegar a caer en vicios, consecuencia de que el cuerpo está en un estado de confusión y cree que buscando en los vicios éste puede volver al estado de bienestar que tenía cuando el aura estaba completamente sana

¿Cómo limpiar correctamente nuestras auras?

Limpiar nuestras auras puede llegar a ser más sencillo de lo que pensamos, solo hace falta hacer uso de las técnicas adecuadas y dedicarnos el tiempo que necesitemos. Ya verás que con las siguientes técnicas podrás limpiar efectivamente tu aura.
  1. Meditación y respiración profunda: Debes estar en un lugar tranquilo, donde no seas interrumpido por nadie. A continuación, puedes acostarte o sentarte con la espalda lo más recta posible. Lo primero después de esto será relajarte profundamente, mientras haces respiraciones profundas y lentas, sin forzarte en ningún momento. A continuación, respira por la nariz y exhala por la boca, haciendo con tus labios una forma circular, y cada vez que exhales hazlo lentamente, pronunciando la letra “O”, sonido que normalmente hacemos cuando nos sentamos luego de haber hecho algún esfuerzo. Continua imaginando una luz blanca que empieza a salir desde lo profundo de tu corazón, esta luz comienza a tomar la forma de una esfera, tiene la apariencia de un sol, pero blanco. Una vez lo tengas, lleva esa luz por todo tu cuerpo, comenzando por la planta de tus pies hasta la coronilla. Una vez termines repite mentalmente: Estoy limpio, mi aura es saludable y perfecta, recupero mi salud y todo mi bienestar, que así sea.
  2. Incienso: Puedes prender el incienso de tu preferencia, aunque también serviría el palo santo. Prende 2 varas de incienso y colócalas a tu alrededor, de modo tal que el humo caiga sobre ti. A la par de esto, cierra tus ojos y relájate, e imagina que el humo se lleva esas “manchas” que podamos tener en el aura. Tan sencillo como esto
  3. Aceites esenciales: Uno de nuestros favoritos. Los aceites tienen esa esencia mágica que es capaz de revitalizar nuestras energías espirituales. Basta con tomar un poco de aceite de rosas (es el más recomendado, aunque puedes usar el de tu preferencia) y frotarlo justo en la parte donde sospechemos tengamos el malestar del aura, ya sea en los hombros, espalda, cabeza o cualquier parte que tú consideres afectada. Esto elevará tus frecuencias vibratorias y librará tu aura de parásitos astrales.
  4. Decreto metafísico: Puede realizar el siguiente decreto metafísico, haciéndolo con mucha fe: Yo Soy armonía, Yo Soy la paz, Yo Soy amor, Yo Soy luz. Desde mi ser superior decreto que las energías universales, de la cual soy parte, vienen a mí en estos momentos, haciéndome fluir en la espiral de la vida, danzando mi cuerpo áurico en la frecuencia de la divinidad. Por mi presencia Yo Soy y por el poder de mis palabras, hoy mis energías se elevan hasta los planos superiores, hasta alcanzar las frecuencias del cielo, y el mismísimo paraíso de haga presente en mi ser interior, brotando desde mi corazón el manantial de agua viva que riega cada una de mis expresiones corpóreas, trayendo la salud divina y la armonía con el universo. Por mi presencia Yo Soy, que así sea. Por la vida.
  5. Con ayuda del maestro ascendido Saint Germain y la llama violeta: Solicitar la ayuda del maestro ascendido Saint Germain es sencillo. Tan solo debes ubicarte en un lugar donde puedas tener privacidad, donde no seas interrumpido, y a continuación continúa con la siguiente oración: Amado maestro Saint Germain, en este día quiero solicitar tu ayuda para un asunto especial, el cual es la limpieza de mi aura. Te pido que derrames sobre mí una columna inmensa de la llama violeta, para transmutar todas mis energías y liberarme de todas aquellas vibraciones de baja frecuencia.Luego de terminar la oración, es cuestión de relajarte y esperar. La respuesta no tardará e inmediatamente sentirás la llama violeta descendiendo y actuando sobre ti. El efecto es mayor si la logras visualizar, tiene una forma parecida a la imagen que a continuación te muestro:
llama violeta
La llama violeta
¿Cómo podemos evitar que nuestras auras se contaminen?
  1. Meditando con más frecuencia
  2. Usando regularmente la llama violeta
  3. Haciendo ejercicios físicos para liberar el estrés (Te recomendamos el yoga, pronto abriremos una sección especial para yoga, así que síguenos visitando para que no te pierdas los detalles)
  4. Comiendo saludable
  5. Deshazte de aquellos artículos que puedas tener que estén relacionados a la magia negra
  6. Eleva tus frecuencias vibratorias, has cosas que te pongan alegre y verás resultados maravillosos, no solamente mantendrás un aura sana, sino que además tu aura crecerá enormemente.
Te recomendamos leer:
  1. ¿Cómo ver el aura?
  2. Los colores del aura y su significado
Como viste, la temática del aura resulta ser sumamente interesante. Podríamos hablar mucho más acerca de este tema especial, pero nos gustaría saber si ustedes lo quisieran. De ser así, por favor visita nuestra página de Facebook y háznoslo saber.