Comparte en tus redes:

domingo, 27 de noviembre de 2016

Orbes: Seres de luz a tu alrededor





Es muy común tomar una que otra fotografía y toparnos con estos pequeños orbes, seres que, por cuya forma, parecieran ser pequeñas hadas que nos rodean.

Orbes de luz

Sin embargo, la verdad tras los orbes de luz va mucho más allá. Y es que estas son las formas que muchas veces adoptan los seres de la luz que desean tener contacto con nosotros.

Verás, los espíritus no están necesariamente sujetos al plano de 3 dimensiones, ellos pueden manifestarse de múltiples formas y tamaños, o también puede ocurrir que su manifestación en el plano físico termine colapsando en forma esférica, tal cual como los orbes que a continuación aparecen en foto:









De este modo, los seres de la luz nos hacen saber de su compañía y presencia. Si eres de las personas que constantemente observas orbes de luz en tu hogar, ya sea que aparezcan constantemente en fotografías o que incluso los llegues a ver con tus propios ojos moverse de un lugar a otro, siéntete pues bendecido, ya que esto indica presencia angelicál o presencia de seres de la luz en tu entorno y/o cercanías.


Como curiosidad, los orbes pueden manifestarse con múltiples colores, los casos más comunes son orbes dorados y blancos, pero también pueden aparecer de color verde, azul, morado, entre otros colores. 


¿Es posible atraer la presencia de estos orbes de luz?


¡Sí, es posible! A continuación te explicamos cómo puedes hacerlo:

1- Actos de amor: Los actos de amor atraen seres de la luz a tu alrededor. Actos de generosidad y ayuda al prójimo impulsados por el amor atraen enormemente a los orbes de luz.

2- Meditación y oración: Una persona activa en oraciones y meditaciones, cuya luz interior comienza a iluminar hacia el exterior, llama poderosamente la atención de los orbes. 

Al realizar las 2 actividades antes expuestas con más frecuencia, las experiencias espirituales con los orbes de la luz aumentarán, así que ya sabes, que el amor sea el motor que te impulse, y nunca dejes de meditar y buscar tu luz interior. ¡Bendiciones!