Comparte en tus redes:

martes, 21 de abril de 2015

Las enseñanzas de Saint Germain






Saint Germain es un Maestro Ascendido que asiste a la Tierra con su presencia y conocimiento. A través de sus enseñanzas canalizadas por distintas personas en diversas épocas, podemos adquirir la conciencia necesaria para cuidar nuestros pensamientos y acciones y poder así economizar nuestras energías y vivir en un entorno armonioso. Saint Germain basa una parte muy importante de sus enseñanzas en la utilización adecuada de las palabras "Yo Soy" para poder canalizar correctamente todos nuestros actos. La presencia Yo Soy es una puerta directa hacia la iluminación y la ascensión

Resultado de imagen para saint germain

La vida es Dios en acción

La vida, en todas sus actividades, donde quiera que ella se manifieste, es DIOS EN ACCIÓN.
Es por la falta de conocimientos en la forma de aplicar el pensamiento-sentimiento, que los humanos están siempre interrumpiéndole el paso a la Esencia de Vida. De no ser por esa razón, la Vida expresaría su perfección con toda naturalidad y en todas partes.
La tendencia natural de la Vida es Amor, Paz, Belleza, Armonía y Opulencia. A ella le es indiferente quien la use y continuamente está surgiendo para manifestar de más en más su perfección, y siempre con ese impulso vivificador que le es inherente.


YO SOY

<Yo Soy> es la actividad de la Vida. ¡Qué extraño es que los estudiantes más sinceros no siempre lleguen a captar el significado verdadero de esas dos palabras!
Cuando tú dices <Yo Soy> sintiéndolo, abres la fuente de la Vida Eterna para que corra sin obstáculos a lo largo de su curso, en otras palabras, le abres la puerta ancha a su flujo natural. Cuando dices <Yo no Soy> tiras la puerta en plena cara de esta Magna Energía.

<Yo Soy> es la plena actividad de Dios. Te he colocado frente a frente infinidad de veces la Verdad de <Dios en Acción>. Quiero que comprendas que la primera expresión de todo ser individualizado en cualquier parte del Universo, bien sea en pensamiento, sentimiento o palabra, es <Yo Soy>, reconociendo así su Propia Victoriosa Divinidad.


El estudiante, al tratar de comprender y aplicar estas potentes, aunque sencillas leyes, tiene que mantener una guardia estricta sobre su pensamiento y expresión, ya que cada vez que uno piensa o dice <no Soy>, <no puedo> o <no tengo> está ahorcando la Magna Presencia Interior, consciente o inconscientemente y en forma tan tangible como si se colocaran las manos alrededor del cuello de alguien; sólo que con respecto a una forma exterior el pensamiento puede hacer que la mano lo suelte en cualquier momento, mientras que cuando uno hace una declaración de no ser, no poder o no tener se pone en movimiento la energía ilimitada que continúa actuando hasta que uno mismo la ataja y transmuta la acción.
Esto te mostrará el enorme poder que tú tienes para calificar, determinar u ordenar la forma en que quieres que actúe la gran energía de Dios. Y te digo, amado estudiante, que la dinamita es menos peligrosa. Una carga de dinamita sólo desintegrará tu cuerpo, mientras que los pensamientos ignorantes lanzados sin control ni gobierno atan a la rueda de la reencarnación indefinidamente (la humanidad debe ser informada de que los habitantes de las ciudades mueren y reencarnan en el mismo sitio muchas veces, porque han formado ligaduras que los atraen de nuevo al mismo ambiente.

El estudiante que tiene que reencarnar debe dar la siguiente orden: "la próxima vez naceré en una familia de gran luz" (Esto les abrirá la puerta con gran rapidez en su progreso).

SAINT GERMAIN